Lorenzer delinea toda la evolución del concepto de símbolo desde que Freud lo empleó por primera vez, en 1894, en forma sistemática. Símbolo mnémico, simbolización histérica, símbolo onírico, son otros tantos pasos en que el psicoanálisis se perfila en su nexo con la doctrina de las pulsiones. ¿Expresión del proceso primario o creación superior de la cultura? Es una alternativa cuya falsedad procura demostrar el autor. Asimismo, Lorenzer iguala el concepto de símbolo al de "representante", sosteniendo -con Beres- que los representantes, cuando pueden ser vivenciados, son símbolos. Y estos, en cuanto representantes de objetos, son instrumentos de la economía pulsional. Intento de reunir tradiciones diversas (psicoanálisis, epistemología genética, filosofía de la cultura, ciencia del lenguaje), este trabajo se sitúa por entero en el marco del actual debate psicoanalítico, en un punto axial para todas las ciencias del hombre.
COMPARTIR

COMENTARIOS

Amorrortu Editores S.A.
Paraguay 1225, 7º piso - C1057AAS - CABA - Argentina
Tel.: (5411) 4816-5812 / 5869 - Fax: (5411) 4816-3321
info@amorrortueditores.com

Amorrortu Editores España S.L.
C/López de Hoyos, 15 - 3ra Izda. - 28006 Madrid - España
Tel.: (34) 91 187 75 68 - info_madrid@amorrortueditores.com